Reproducción impresa UV de alta calidad sobre tela resistente de algodón natural. Este material está tratado para recibir las tintas sin alterar los colores. Archivos tratados y mejorados para su producción.

Montado sobre bastidor de madera listo para colgar y con durabilidad de años en tus paredes.

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

SKU N/D Categoría Etiqueta

Preguntas frecuentes

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

Entrega / despacho: 15 a 20 días corridos desde el momento de la compra.
Paquete protegido y garantizado. para que lleguen en perfecto estado.
Las medidas finales pueden variar entre +/- 3 a 6 cm según proporciones originales de la obra.

TRANSFERENCIA BANCARIA

10% de descuento en transferencias directas (bancarias, cuenta DNI o desde MercadoPago).
Pago adelantado del 100% o 50% adelanto, y el 50% restante  contra entrega.
Los detalles bancarios se enviarán automáticamente a tu correo.
Para transferencias desde MercadoPago, seleccionar método de pago «TRANSFERENCIA BANCARIA».


3 CUOTAS IGUALES

3 Cuotas iguales (35% de recargo vía Mercado Pago)

Para realizar un seguimiento del estado de tu pedido, te invitamos a utilizar el siguiente enlace: https://unco.kidacuadros.com.ar/tracking-form/. Asegúrate de tener a mano el ID o número de pedido junto con el correo electrónico que utilizaste al realizar la compra. Estos detalles los encontrarás en el correo que te enviamos el día en que realizaste la compra.

Vilhelm Hammershøi fue un pintor danés que cutivó retratos, paisajes y sobre todo interiores, a veces sin gente en los que la protagonista es la luz.

Hammershøi nació en Copenhague en el seno de una rica familia de comerciantes. Desde los 8 años empezó a tomar clases de dibujo. Poco a poco su obra fue ganando calidad y ya muy joven consiguió un gran éxito internacional.

La obra de Hammershøi destaca por esos intrigantes interiores, de tonos apagados y un dominio extraordinario de la luz. Son interiores domésticos, a veces vacíos de gente, y muchas veces con gente de espaldas. Su propias esposa Ida Ilsted hizo de modelo para ello en numerosos cuadros.

Pueden recordarnos estas habitaciones nórdicas a Vermeer, otro maestro del interior y la luz. Esa quietud que transmite introspección y silencio, a veces producen el efecto contrario y pueden producir sentimientos de melancolía o inquietud. Es por ello que lo calificamos de simbolista, aunque eso de usar la luz con tal importancia bebe claramente del impresionismo que lógicamente estaba extendiéndose por todo el mundo desde Francia.

Tras la muerte del artista, su obra fue cayendo en el olvido, pues la vanguardia lo consideraba démodée. Aunque sabemos que todo lo bueno acaba volviendo a ser valorado.

(CC) Miguel Calvo Santos, 02-06-2017
Fuente: https://historia-arte.com/artistas/vilhelm-hammershoei

Privacy Preference Center