Reproducción impresa UV de alta calidad sobre tela resistente de algodón natural. Este material está tratado para recibir las tintas sin alterar los colores. Archivos tratados y mejorados para su producción.

Montado sobre bastidor de madera listo para colgar y con durabilidad de años en tus paredes.

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

SKU N/D Categoría Etiquetas , ,

Preguntas frecuentes

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

Entrega / despacho: 15 a 20 días corridos desde el momento de la compra.
Paquete protegido y garantizado. para que lleguen en perfecto estado.
Las medidas finales pueden variar entre +/- 3 a 6 cm según proporciones originales de la obra.

TRANSFERENCIA BANCARIA

10% de descuento en transferencias directas (bancarias, cuenta DNI o desde MercadoPago).
Pago adelantado del 100% o 50% adelanto, y el 50% restante  contra entrega.
Los detalles bancarios se enviarán automáticamente a tu correo.
Para transferencias desde MercadoPago, seleccionar método de pago «TRANSFERENCIA BANCARIA».


3 CUOTAS IGUALES

3 Cuotas iguales (35% de recargo vía Mercado Pago)

Para realizar un seguimiento del estado de tu pedido, te invitamos a utilizar el siguiente enlace: https://unco.kidacuadros.com.ar/tracking-form/. Asegúrate de tener a mano el ID o número de pedido junto con el correo electrónico que utilizaste al realizar la compra. Estos detalles los encontrarás en el correo que te enviamos el día en que realizaste la compra.

Katsushika Hokusai, conocido simplemente como Hokusai (Edo, actual Tokio, 31 de octubre de 176010 de mayo de 1849), fue un pintor y grabador japonés, adscrito a la escuela Ukiyo-e del periodo Edo. Es uno de los principales artistas de esta escuela conocida como «pinturas del mundo flotante». También es conocido por la diversidad de nombres que utilizó a lo largo de su carrera profesional, como Shunro, Sori, Kako, Taito, Kakyoin, Iitsu y Manji. Fue autor de una obra inmensa y variada. Por ejemplo, en el Hokusai Manga  (18141849), ​muestra la vida diaria de su población, con una gran exactitud y sentido del humor. Realizó grabados de paisajes, las Treinta y seis vistas del monte Fuji (Fugaku Sanjūroku-kei)(ca. 18301833)​ y las Cien vistas del monte Fuji (1834), ​que reflejan en parte una fijación personal con el Monte Fuji. Fueron obras de esta serie, La gran ola de Kanagawa (Kanagawa Oki Nami Ura) y Fuji en días claros (gai kaze kaisei), las que aseguraron la fama de Hokusai, tanto dentro del Japón como en el extranjero. A mediados del siglo XIX sus grabados, así como los de otros artistas japoneses, llegaron a París. Allí eran coleccionados, especialmente por parte de artistas postimpresionistas de la talla de Vincent Van Gogh, Paul Gauguin y Henri de Toulouse-Lautrec, cuya obra denota una profunda influencia de los grabados mencionados. El historiador Richard Douglas Lane ha dicho de él y su obra:

Privacy Preference Center