Reproducción impresa UV de alta calidad sobre tela resistente de algodón natural. Este material está tratado para recibir las tintas sin alterar los colores. Archivos tratados y mejorados para su producción.

Montado sobre bastidor de madera listo para colgar y con durabilidad de años en tus paredes.

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

SKU N/D Categoría Etiquetas ,

Preguntas frecuentes

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

Entrega / despacho: 15 a 20 días corridos desde el momento de la compra.
Paquete protegido y garantizado. para que lleguen en perfecto estado.
Las medidas finales pueden variar entre +/- 3 a 6 cm según proporciones originales de la obra.

TRANSFERENCIA BANCARIA

10% de descuento en transferencias directas (bancarias, cuenta DNI o desde MercadoPago).
Pago adelantado del 100% o 50% adelanto, y el 50% restante  contra entrega.
Los detalles bancarios se enviarán automáticamente a tu correo.
Para transferencias desde MercadoPago, seleccionar método de pago «TRANSFERENCIA BANCARIA».


3 CUOTAS IGUALES

3 Cuotas iguales (35% de recargo vía Mercado Pago)

Para realizar un seguimiento del estado de tu pedido, te invitamos a utilizar el siguiente enlace: https://unco.kidacuadros.com.ar/tracking-form/. Asegúrate de tener a mano el ID o número de pedido junto con el correo electrónico que utilizaste al realizar la compra. Estos detalles los encontrarás en el correo que te enviamos el día en que realizaste la compra.

Jan Alojzy Matejko (Cracovia, 28 de junio de 1838-Ibíd., 1 de noviembre de 1893) fue un pintor polaco. Considerado como el mejor pintor de historia polaca de todos los tiempos, es célebre por sus obras en que representa los grandes personajes y acontecimientos de la historia polaca, como por ejemplo la batalla de Grunwald.

Su padre, Franciszek Ksawery Matejko, era originario de Hradec Králové, en la actual República Checa, y se instaló en Galitzia como maestro de música, trasladándose luego a Cracovia, donde contrajo matrimonio con Joanna Karolina Rossberg, nacida en una rica familia germano-polaca.

Jan fue el octavo de los once hijos del matrimonio. Desde su más tierna edad desarrolló un talento fuera de lo común para las artes plásticas, lo que le permitió continuar en la escuela a pesar de sus carencias en otras materias. Nunca aprendió ninguna lengua extranjera e incluso tuvo dificultades con el polaco. Por ello, le molestaba efectuar apariciones en público.

Jan Matejko sobrevivió al bombardeo de Cracovia por los austríacos en 1848, al igual que a la llamada Insurrección de enero, en la que no pudo tomar parte por motivos de salud, aunque apoyó monetariamente y transportó armas para los rebeldes a Goszcza. Las derrotas sufridas por Polonia le empujaron a abandonar la pintura religiosa, su vocación inicial, en favor exclusivamente de la pintura de tema histórico.

A pesar de la oposición de su padre, entra en 1852 en la Escuela de Bellas Artes de Cracovia, en la que estudia hasta 1858. En 1864, se casó con Teodora Giebułtowska, con la que tuvo cuatro hijos: Beata, Helena, Tadeusz y Jerzy. Su última hija, Regina, falleció con muy corta edad.

Es el creador del imaginario histórico polaco, y en sus cuadros aparecen a menudo personajes que en realidad no participaron en los acontecimientos retratados (como Hugo Kołłątaj o el general Wodzicki en la batalla de Raclawice). Matejko se esforzaba por alcanzar una síntesis histórica y filosófica antes que por pintar simplemente los hechos históricos.

Está enterrado en el Cementerio Rakowicki de Cracovia.

Ficha obra:

La Batalla de Grunwald es una pintura de Jan Matejko que representa la Batalla de Grunwald y la victoria de la Corona aliada del Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania sobre la Orden Teutónica en 1410. El lienzo data de 1878 y es uno de los más Representaciones heroicas de la historia de Polonia y Lituania. Se exhibe en el Museo Nacional de Varsovia.

El foco principal de la pintura es la escena de la muerte del Gran Maestre de la Orden Teutónica , Ulrich von Jungingen ; otra figura central es el gran duque lituano Vytautas el Grande, vestido de rojo con una espada en alto. La pintura ha sido aclamada y criticada por su complejidad. Es una de las obras más reconocibles de Matejko y probablemente ha contribuido a la imagen popular de la batalla de Grunwald y su fama perdurable en la conciencia polaca.

Privacy Preference Center