Reproducción impresa UV de alta calidad sobre tela resistente de algodón natural. Este material está tratado para recibir las tintas sin alterar los colores. Archivos tratados y mejorados para su producción.

Montado sobre bastidor de madera listo para colgar y con durabilidad de años en tus paredes.

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

SKU N/D Categoría Etiqueta

Peso N/D
Dimensiones N/D
Medida (CM)

50×30, 60×40, 70×50, 80×60, 90×70, 100×80

Preguntas frecuentes

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

Entrega / despacho: 15 a 20 días corridos desde el momento de la compra.
Paquete protegido y garantizado. para que lleguen en perfecto estado.
Las medidas finales pueden variar entre +/- 3 a 6 cm según proporciones originales de la obra.

TRANSFERENCIA BANCARIA

10% de descuento en transferencias directas (bancarias, cuenta DNI o desde MercadoPago).
Pago adelantado del 100% o 50% adelanto, y el 50% restante  contra entrega.
Los detalles bancarios se enviarán automáticamente a tu correo.
Para transferencias desde MercadoPago, seleccionar método de pago «TRANSFERENCIA BANCARIA».


3 CUOTAS IGUALES

3 Cuotas iguales (35% de recargo vía Mercado Pago)

Para realizar un seguimiento del estado de tu pedido, te invitamos a utilizar el siguiente enlace: https://unco.kidacuadros.com.ar/tracking-form/. Asegúrate de tener a mano el ID o número de pedido junto con el correo electrónico que utilizaste al realizar la compra. Estos detalles los encontrarás en el correo que te enviamos el día en que realizaste la compra.

Este soldado abandonado en el campo de batalla e intentando volver a levantarse es a la vez una imagen icónica de la guerra de 1870 y la ilustración de una historia de Bayona. En efecto, el modelo es Théodore Larran (1845-1881), un joven seminarista de Bayona, reclutado durante el conflicto. Gravemente herido en el corazón en la batalla de Saint-Privat, fue olvidado en el campo de batalla por las ambulancias (que podemos ver a lo lejos), y fue una enfermera de la Cruz Roja, Marie-Thérèse Jacquet, quien le salvó la vida. Se casaron en 1874 y volvieron a vivir a Bayona. De su unión nacieron cuatro hijos. Esta historia continúa dentro de las colecciones del museo, gracias a un cuadro de Denis Etcheverry que representa a la hija mayor del matrimonio.

Emile Betsellère (1847-1880), pintor de Bayona de la misma generación, cayó gravemente enfermo tras las privaciones durante el asedio de París en 1870 y murió a los 33 años. Quedó conmovido por la historia de Théodore Larran y se encontró varias veces con su modelo, incluso haciendo un molde de sus manos. Sin embargo, la obra no es realista y mezcla hábilmente una técnica suave para el rostro idealizado del soldado y otra más libre, con cuchillo, para la representación del paisaje nevado.

Privacy Preference Center