Reproducción impresa UV de alta calidad sobre tela resistente de algodón natural. Este material está tratado para recibir las tintas sin alterar los colores. Archivos tratados y mejorados para su producción.

Montado sobre bastidor de madera listo para colgar y con durabilidad de años en tus paredes.

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

SKU N/D Categoría

Peso N/D
Dimensiones N/D
Medida (CM)

50×30, 60×40, 70×50, 80×60

Preguntas frecuentes

ENVÍO A DOMICILIO SIN CARGO A TODO EL PAÍS.

Entrega / despacho: 15 a 20 días corridos desde el momento de la compra.
Paquete protegido y garantizado. para que lleguen en perfecto estado.
Las medidas finales pueden variar entre +/- 3 a 6 cm según proporciones originales de la obra.

TRANSFERENCIA BANCARIA

10% de descuento en transferencias directas (bancarias, cuenta DNI o desde MercadoPago).
Pago adelantado del 100% o 50% adelanto, y el 50% restante  contra entrega.
Los detalles bancarios se enviarán automáticamente a tu correo.
Para transferencias desde MercadoPago, seleccionar método de pago «TRANSFERENCIA BANCARIA».


3 CUOTAS IGUALES

3 Cuotas iguales (35% de recargo vía Mercado Pago)

Para realizar un seguimiento del estado de tu pedido, te invitamos a utilizar el siguiente enlace: https://unco.kidacuadros.com.ar/tracking-form/. Asegúrate de tener a mano el ID o número de pedido junto con el correo electrónico que utilizaste al realizar la compra. Estos detalles los encontrarás en el correo que te enviamos el día en que realizaste la compra.

Alfred Stevens (1823–1906) fue un pintor belga conocido por sus contribuciones al género de la pintura de género e histórica durante el siglo XIX. Nació el 11 de mayo de 1823 en Bruselas, Bélgica, y mostró un interés y talento temprano en el arte. Inicialmente, estudió en la Académie Royale des Beaux-Arts en Bruselas antes de mudarse a París en 1844 para continuar su educación artística.

En París, Stevens se asoció con los movimientos artísticos realistas y académicos. Ganó reconocimiento por su atención meticulosa a los detalles y su habilidad para representar temas, especialmente en sus obras que mostraban la vida urbana contemporánea y escenas históricas. Sus trabajos a menudo presentaban mujeres elegantes en entornos de moda, reflejando la influencia de la creciente sociedad burguesa de la época.

La carrera artística de Stevens floreció, y expuso regularmente en el Salón de París, ganando elogios críticos y premios por sus pinturas. Algunas de sus obras destacadas incluyen «La esfinge parisina», «La visita» y «El tocador matutino».

A lo largo de su carrera, el estilo de Stevens evolucionó, y también experimentó con la influencia del arte japonés, incorporando elementos del Japonismo en sus obras posteriores. Su capacidad para capturar los matices de la luz, el color y la textura lo destacó como un pintor magistral.

El legado de Alfred Stevens perdura, y sus contribuciones al arte del siglo XIX siguen siendo apreciadas. Falleció el 24 de agosto de 1906, dejando tras de sí una obra que refleja las dinámicas culturales y sociales de su tiempo.

Privacy Preference Center